Polipasto escalada

Los polipastos con clasificación de hombre ofrecen un diseño duradero y facilidad de mantenimiento que proporciona un mejor valor a los propietarios de flotas. Muchas de ellas poseen de un sistema de elevación autónomo que permite una instalación rápida y sencilla sin necesidad de tener acceso completo al acero del techo.

Características de los polipastos para personas:

  • La carcasa exterior de aluminio fundido proporciona resistencia y durabilidad
  • La carcasa de aluminio sellada mantiene la humedad y la suciedad fuera de las carcasas eléctricas y mecánicas
  • Diseño ergonómico
  • Asas y empuñaduras para facilitar el transporte
  • Peso ligero
  • Construida para soportar las condiciones más duras
  • Fácil de limpiar y mantener
  • El mantenimiento anual requiere menos de una hora
  • El menor número de piezas de desgaste reduce el coste total de propiedad
  • Descenso de control no motorizado

Pasos para construir un polipasto de escalada casero

El polipasto, es un conjunto de dos o más poleas fijas y móviles por las que circula una cuerda, cadena, o cable de acero y uno de sus extremos está sujeto a un punto fijo. Se utiliza para mover o levantar cargas pesadas. La ventaja de este mecanismo permite que con una fuerza menor al peso que tengas que levantar, puedas moverlo sin grandes esfuerzos.

Para poder hacer uno que te sirva para practicar escaldas en casa debes de conseguir los siguientes materiales:

  • Escuadra metálica
  • Poleas con gancho
  • Cuerda trenzada
  • Hembrillas cerradas
  • Tacos de nailon y tornillos
  • Tijeras
  • Taladro
  • Broca de 10 mm
  • Metro
  • Lápiz
  • Llave de carraca

Ahora sí, veamos los siguientes pasos para empezar a construir nuestro polipasto:

  1. Elige la zona de anclaje del polipasto. A continuación, marca con el lápiz donde tienes que realizar los agujeros para sujetar la escuadra.
  2. Realiza los agujeros en la pared. Con la ayuda de un taladro y una broca de 10mm y realiza los agujeros. Coloca los tacos hasta el fondo con la ayuda de un martillo.
  3. Fija la escuadra a la pared. Utiliza tornillos de cabeza hexagonal que resistan el peso máximo que tengas pensado subir. Con la ayuda de una llave fija o carraca aprieta con fuerza los tornillos.
  4. Coloca la hembrilla en un extremo de la escuadra. A continuación, con la ayuda de una llave fija aprieta la tuerca que fija la hembrilla a la escuadra.
  5. Ata un extremo de la cuerda a la hembrilla. Fija uno de los extremos de la cuerda con un nudo triple que te asegure bien la cuerda.
  6. Realiza un agujero a la escuadra. Atornilla una segunda hembrilla y coloca una de las dos poleas necesarias para hacer el polipasto.
  7. Pasa el otro extremo de la cuerda por la segunda polea. Calcula el largo necesario de la cuerda, córtala y repasa la fijación en las hembrillas. 
  8. Coloca peso en una de las poleas con gancho y realiza una prueba de fuerza. Es importante hacer una pequeña prueba y verificar que la cuerda soporta el peso y se desliza bien por las poleas.

Recuerda, con el uso de una combinación de dos poleas, una fija  y otra móvil, el esfuerzo que debe realizarse para levantar el objeto es la mitad del peso de la carga. Ejemplo, para subir 100kg utilizando dos poleas, una fija y una móvil, la fuerza que tendrás que aplicar es la necesaria para subir  50kg de peso

Los polipastos dentro del sistema de escalada ¿cómo hacerlos y cuándo podrías necesitarlos.?

Cuando exista una elevación asistida en el sistema

Es posible que necesites utilizar un polipasto dentro del sistema si tu segundo se ha caído de la ruta y no puede subirla, o si se ha columpiado por debajo de un saliente. Se utiliza para elevar distancias cortas. Para un izado más largo tendrías que escapar del sistema y montar un sistema de poleas completo, que trataremos en el siguiente post de esta serie.

  1. Ate su placa de aseguramiento

Pasa la cuerda muerta de nuevo a través del cangrejo y átala delante de la placa de aseguramiento con dos medios nudos. Ahora tienes las manos libres.

  • Coloca un prusik francés

Coloca el prusik francés en la cuerda y ajústalo a tu arnés con un tiro rápido, o directo si es posible. Suelte la placa de aseguramiento atada en el prusik.

  • Suelte un cabo de cuerda

Engancha un mosquetón en un cabo de la cuerda y pásalo a tu segundo. Pídale que sujete el cangrejo al bucle de su arnés. Asegúrate de que la cuerda no esté retorcida

  • ¡Izamiento!

Mientras tú tiras de la cuerda hacia arriba, tu compañero tira de la cuerda que baja hacia él.

  • Si necesitas tomar un descanso…

…deja que el prusik tome el peso.

Polipasto no asistido en el sistema

El polipasto no asistido en el sistema es útil para dar una cuerda súper apretada para que alguien supere un tramo corto de una escalada. Se utiliza cuando no se puede dar un cabo de cuerda al segundo porque está demasiado lejos o no se tiene suficiente cuerda.

  1. Ate la placa de aseguramiento

Ate la placa de aseguramiento y cargue el prusik como se indica más arriba.

  • Coloque otro prusik

Coloque otro prusik y empújelo tan lejos como sea posible (puede que tenga que usar el pie), y luego úselo. Para facilitar el izado, un krab revólver o una polea reducen la fricción.

Con todas estas técnicas es conveniente practicar en algún lugar seguro y sin consecuencias, para que tengas confianza si tienes que usarla de verdad.

En el siguiente video podrás ver ejemplos de polipasto escalada: