Polipastos eléctricos

La mejor selección de Polipastos eléctricos para la elevación de cargas.

Hablar de polipastos eléctricos, es considerar soluciones probadas de elevaciones de cargas, fiables y eficaces, que se enfocan, con éxito, hacia usos profesionales e industriales.

Los mejores polipastos eléctricos

¿Qué es un polipasto eléctrico?

Un polipasto eléctrico es una herramienta utilizada para elevar cargas pesadas sin esfuerzo. El equipo de elevación es accionado mediante un motor reductor que a su vez se alimenta de corriente, obteniendo la elevación de las cargas a manipular sin dedicarle ningún esfuerzo.

Por su sencillez y ligereza, por ser versátiles, seguros, duraderos, por resultar fáciles de manejar, poco ruidosos, ocupar poco espacio, optimizar fases del trabajo y aumentar la productividad y muy importante, por evitar esfuerzos por parte de operarios, gracias a sus motores eléctricos.

En cualquier empresa, nave industrial, almacén o taller donde de forma continuada se trabaja levantando cargas pesadas, le interesa estar al día, de todo lo relacionado con los polipastos eléctricos, ya que son una pieza clave para todas ellas.

¿Qué tipos de polipastos eléctricos hay?

Los polipastos eléctricos conforman una gama muy amplia y diversa, con la que hay que tener cuidado, porque incluye muchos modelos y clases de diferentes, para aplicaciones muy diversas.

Polipastos eléctricos de cadena

Son el tipo de polipasto eléctrico que emplea cadena metálica como elemento que sujeta y tira de la carga.

Polipastos eléctricos de cable

Realmente no son polipastos como tal, ya que no hay poleas. En este caso, el cable se va enrollando en un tambor, pero al tener la misma función, puede emplearse bajo el nombre polipasto eléctrico.

¿Cómo utilizar un Polipasto Eléctrico?

Es necesario que después de la compra y uso del polipasto eléctrico, se tengan en cuenta los siguientes puntos:

No sobrecargar el peso de la herramienta elevadora. Tener en cuenta que eso determinará la vida útil del elevador eléctrico.

Debe de realizarle el mantenimiento adecuado según indica su hoja técnica, eso le hará evitar gastos y le permitirá el ahorro. Es necesaria la correcta lubricación en las partes importantes de la herramienta, como en las cadenas y los cables. Acción importante para su correcto funcionamiento.

Realizar el cambio de la cadena o cable que muestre un desgaste.

Potencia del motor de elevación de un polipasto eléctrico.

Al comprar un polipasto eléctrico, la potencia del motorreductor que lleva instalado, nos da, por una parte los kilogramos de peso que admite, y además cuanto podremos elevar cada rango de carga.

Por ejemplo, si comparamos 2 modelos distintos de elevador eléctrico, vemos que:

El modelo 1, lleva un motor elevador eléctrico de 550W, que levanta cargas de 250kg hasta 6m de altura o cargas de 125kg hasta 12m de altura.

En el caso del modelo 2, su motor de 1450W, puede levantar cargas de 800kg hasta 6m de altura o cargas de 400kg hasta 12m de altura.

Recuerda comprobar para que cargas y a que altura vas a utilizar tú, tu polipasto eléctrico, para no gastar más dinero del necesario o comprar un modelo que se quede corto.

Seguridad de los modelos de polipasto eléctrico.

Igual de importante es que nuestro polipasto eléctrico funcione bien, como que nos garantice la seguridad que necesitamos.

Deberemos estar especialmente atentos ante la calidad y tecnología de los frenos que incorpora, la presencia de dispositivos de protección térmica, y comprobar el control remoto, que tenga marcha- paro y el interruptor de parada de emergencia.

Algunos modelos incorporan el llamado interruptor de límite, que puede hacer que el motor se detenga de forma automática evitando que las cadenas excedan.

El aspecto de mi polipasto exterior no solo es estética

Seamos sinceros, muchos de nosotros atribuimos, al aspecto visual exterior de un polipasto eléctrico, unicamente un mera función estética. Pero lejos de eso, es recomendable que vigilemos el diseño y los materiales con los que está hecho.

Un ejemplo puede ser, apostar por un diseño de alta durabilidad, con cable de acero que reduce la torsión mientras la carga se eleva. Y que además incorpore un control remoto, que permite finalizar operaciones pesadas con una sola mano.

Además de esto, una construcción robusta, suele ser garantía de mayor vida útil.

¿Dónde cuelgo mi polipasto eléctrico?

Si nos fijamos, seguramente, el fabricante nos indique la facilidad de instalación y de uso, indicando incluso como puedes optar por atornillar el polipasto a una viga de arriba para hacer un trabajo corto de cualquier trabajo de elevación.

Partes de polipasto eléctrico

Aunque existen muchos modelos distintos, dentro de la clasificación de polipasto eléctrico, podemos encontrar una serie de piezas y mecanismos comunes:

  • Sistema de elevación: Esto sería la estructura más los mecanismos correspondientes, encargados de hacer posible la elevación como función del polipasto eléctrico. Como mínimo hay un motor elevador, engranajes sistema de frenado y embrague.
  • Suspensión superior fija o rotatoria: Gancho para usar el polipasto en posición normal
  • Gancho: Elemento para enganchar la carga, compuesto por el propio gancho, su alojamiento y el agarre de caucho
  • Bolsa recogida cadena: La cadena que se recoge se guarda en una bolsa
  • Asideros o asas: Se integran en estos polipastos para ayudar al operario en su desplazamiento
  • Amortiguadores: Estos polipastos eléctricos necesitan unos topes o amortiguadores, normalmente de caucho, que lo protejan de golpes.
  • Guía cadena: Es imprescindible guiar a la cadena para garantizar su alineación y el correcto funcionamiento del conjunto
  • Enchufe y Control: Elementos intrínsecamente necesarios en cualquier polipasto eléctrico .

¿Cómo funcionan los polipastos eléctricos en grúas industriales?

Las grúas industriales también conocidas como grúas viajeras están diseñadas para aumentar la productividad de procesos industriales con total seguridad.

Estas grúas, funcionan junto con polipastos eléctricos con el objeto de trasladar cargas en el espacio de la nave industrial, de forma ágil y rápida sin necesidad de hacerlo por el suelo.